Luna de miel en Jordania

Jordania es un país con una belleza mágica, destino ideal para tu luna de miel, con miles de posibles aventuras por vivir.

Un remanso de paz y seguridad en medio del conflicto de Oriente Medio. Aquí te dejamos una lista de imprescindibles que visitar en Jordania:

Petra

Uno de los mejores complejos arqueológicos de todo el mundo. Capital nabatea con más de dos mil años de historia. Levantada en pleno desierto y rodeada de montañas rocosas.

  • El Siq, un estrecho desfiladero que llega al templo de Tesoro o Khasné, famoso por aparecer en Indiana Jones. Tras él, una retahíla de tumbas de reyes, una ciudadela en romana, con incluso anfiteatro.
  • El Deir o Monasterio al final de una ruta de 12 kilómetros, con más de un millar de escalones, con paisajes impresionantes.

Jerash

Una de las antiguas ciudades romanas más importantes del Próximo Oriente. Junto a Petra, la visita preferida de los arqueólogos.

  • Arco de Adriano y la Plaza Ovalada con festivales
  • Los Teatros Sur y Norte, y los templos de Zeus y Artemisa
  • El Ninfeo y el hipódromo
  • La avenida de columnas de 800 metros que dibujan el Cardo Máximus

Desierto de Wadi Rum

A 1600 metros de altura, entre Petra y Aqaba. Una alfombra de tierra rojiza y un universo de colinas de piedra, los jebels. Allí se rodó «Lawrence de Arabia».

  • Pasar la noche en una jaima viendo el espectacular cielo estrellado donde habitan tribus de beduinos.
  • Recórrelo en 4×4, en camello o quad, o incluso en globo si el tiempo lo permite.

Aqaba

Puerta de entrada al Mar Rojo y único puerto de Jordania. Ciudad turística de sol y playa.

  • Hoteles y resorts a primera línea de playa, tiendas occidentales, restaurantes de pescado fresco, y actividades de deporte y ocio.
  • La vida marina bajo el Golfo, corales, tortugas y peces de colores. Uno de los mejores lugares del mundo para bucear y snorkel.

Mar Muerto

El punto geográfico más bajo del planeta, 430 metros bajo el nivel del mar. Entre Jordania, Israel y los Territorios Palestinos, un lago con alto contenido en sal que te permite flotar sin esfuerzo.

  • Gran balneario al aire libre. Con propiedades curativas, mucho magnesio, calcio y potasio.
  • Grandes hoteles con spas y playas privadas: destacando las Piscinas Infinity del Zara Spa.
  • El precioso desfiladero de Wadi Mujib que termina con una cascada.

Ammán

La capital, construida sobre 7 colinas, mezcla modernidad y tradición. Mercados con aromas intensos de especies y edificios antiguos contrastan con tiendas y restaurantes de diseño.

  • La colina de la Ciudadela: magníficas vistas, restos arqueológicos del Palacio Omeya y el templo de Hércules, y el Museo Arqueológico.
  • Teatro Romano del siglo II d.C. y la Plaza Hashemita.
  • La Mezquita del Rey Abdalá I, con su impresionante cúpula azul y la mezquita Abu Darwish, con piedras blancas y negras.
  • Souk Jara, el gran zoco de la ciudad, para ir de compras.

Además…

  • Castillos del desierto: Destacando Qusayr Amra, Qasr Kharana y Qasr Al-Azraq.
  • Monte Nebo y Betania: El monte donde Moisés vio la Tierra Prometida antes de morir; y el tramo del río Jordán donde Juan Bautista bautizó a Jesús. Muchos llenan sus botellas de agua y se ven los soldados de Israel al otro lado.
  • Castillo de Karak: Una de las fortalezas mejor conservadas de las cruzadas de Oriente Medio. Con galerías subterráneas, mazmorras, pasadizos e increíbles vistas.
  • Iglesia Ortodoxa Griega de San Jorge, en Madaba: Sus más de dos millones de azulejos de colores forman un mosaico del mapa más antiguo de Jerusalén y Tierra Santa.
  • Reserva de los Humedales de Azraq: pequeñas lagunas para observar más de un centenar de aves acuáticas.
  • Reserva Natural de Shaumari: orix árabe, en peligro de extinción; avestruces, asnos y gacelas.

1 comentario en “Luna de miel en Jordania”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat